The sign for a Gap store is seen on 5th avenue in midtown Manhattan in New York June 16, 2015.

© 2015 Reuters

Nueva York) – Gap Inc. es la última marca de ropa en revelar el listado de fábricas que producen sus prendas en todo el mundo, dijo hoy Human Rights Watch. Previamente Gap había asegurado que mantendría la información sobre sus proveedores confidencial por “razones de competencia”.

A principios de 2016, C&A y Marks and Spencer también hicieron públicas sus listas de fabricantes, sumándose a otras grandes marcas que ya las hicieron públicas. 

Entre ellas se destacan:

Adidas H&M Mountain Equipment Co-op (MEC) Patagonia
Columbia KMART Australia New Balance Puma
Disney Levis Nike Target USA
      Target Australia

“Tres marcas líderes de ropa – C&A, Marks and Spencer, y Gap – revelaron sus listados de proveedores este año”, dijo Aruna Kashyap, investigadora sénior de derechos de la mujer de Human Rights Watch. “Juntas están enviando un importante mensaje de que la transparencia debería ser la norma en la industria textil”.

Cuando las marcas de ropa son transparentes acerca de las fábricas que les proveen, ayudan a los trabajadores y activistas a alertar rápidamente a las marcas sobre potenciales violaciones de derechos laborales en las fábricas, brindándoles una oportunidad para tomar medidas correctivas. La transparencia sobre proveedores también hace que a los trabajadores les resulte más fácil advertir a las marcas cuando las fábricas subcontratan la producción a otras sin la aprobación de las marcas, un problema generalizado que las empresas, a menudo, tienen que combatir. Las marcas de ropa no pueden monitorear las condiciones en las fábricas que no conocen, y los historiales de las fábricas subcontratadas suelen ser peores, con problemas de pago de salarios justos, condiciones de trabajo peligrosas y otros abusos de derechos laborales.  

Human Rights Watch y otras organizaciones están presionando a las marcas globales de ropa para que revelen públicamente las fábricas que producen para ellas, y a favor de la transparencia sobre otros riesgos de derechos humanos en las cadenas de suministro. Decenas de grandes marcas globales de ropa – incluyendo Forever 21, Fast Retailing (Uniqlo), y Mango – no revelan información sobre sus proveedores.

“El número cada vez mayor de líderes de la industria textil que publican los listados de las fábricas que producen para ellos representa una buena noticia para los trabajadores, la industria y los consumidores”, señaló Kashyap. “Las marcas que no revelan sus proveedores están privando al mundo de una herramienta crítica para promover los derechos de los trabajadores. Deberían dejar de poner excusas”.