Un Resumen
12 de Octubre de 2004

Después de los atentados del 11 de Septiembre contra Estados Unidos, la Administración Bush ha violado las normas legales más fundamentales en su trato a los detenidos por razones de seguridad. Muchos han sido recluidos en prisiones en el extranjero, la más conocida de las cuales se encuentra en la Bahía de Guantánamo, Cuba. Como sabemos ahora, prisioneros sospechosos de terrorismo, y muchos sobre los que no existe ninguna prueba en contra, han sido maltratados, humillados y torturados. Pero quizá ninguna práctica cuestione tan esencialmente los fundamentos del derecho estadounidense e internacional que la detención secreta e incomunicada durante períodos prolongados en “lugares sin desvelar” de presuntos miembros de al-Qaeda.

Obtenga el informe