HUMAN RIGHTS
WATCH Noticias EnglishFrenchRussianKoreanArabicHebrewspacer
RSSPortugueseGermanChinesePersianMore Languagesspacer



EE.UU.: Derrota en negociaciones de municiones de racimo



(Dublín, 28 de mayo de 2008) – Los esfuerzos de EE.UU. para socavar un nuevo tratado que prohíba las municiones de racimo encontró una derrota significativa hoy en las negociaciones finales de Dublín, afirmó Human Rights Watch.

El tratado va a estigmatizar a las municiones de racimo en la misma forma que el tratado de minas terrestres lo hizo. Esta es un arma destinada a la obsolescencia, pronto.

Steve Goose, director de Armas para Human Rights Watch




El acuerdo preliminar sobre un proyecto de texto del tratado, en la tarde del 28 de mayo, indicó que la casi totalidad de los 110 países que se reunieron en Dublín favorecen una más amplia prohibición de las municiones de racimo que los EE.UU. se puede tolerar.  
 
Noticias en la mañana de 28 de mayo de que el Gobierno británico está dispuesto a renunciar a las municiones de racimo que ha utilizado en los últimos años en Irak dejó a Washington aún más aislado en el juego final en Dublín.  
 
Funcionarios estadounidenses no asisten a las conversaciones del tratado, pero han cabildeado duro en capitales del mundo para socavar el tratado. Los diplomáticos en Dublín dicen que la secretaria de Estado, Condeleezza Rice, e incluso el presidente George W. Bush han estado hablando por teléfono con sus homólogos de todo el mundo para promover las posiciones de EE.UU.  
 
"Al fin y al cabo, los estadounidenses tienen muy poco apoyo en Dublín", dijo Steve Goose, director de Armas para Human Rights Watch. "Es una gran derrota para la administración Bush. Esta conferencia va a producir un fuerte tratado de prohibición de las municiones de racimo, y no hay nada que la Casa Blanca puede hacer para detenerlo. "  
 
Expertos analistas del tratado dicen que esto va a requerir que Estados Unidos elimine sus almacenamientos de municiones de racimo en varias bases militares de todo el mundo, una medida a la que Washington se ha opuesto firmemente.  
 
EE.UU. obtuvo algunas concesiones sobre la cuestión de la "interoperabilidad". El proyecto de texto del tratado contiene una laguna en el artículo 21, lo que permite a los signatarios del tratado "involucrarse en la cooperación militar y en las operaciones con los Estados no Partes de esta Convención que pudieran participar en actividades prohibidas a un Estado Parte. "Los Estados negociadores han insistido en que la disposición es necesaria para las situaciones en las que los EE.UU. pudieran utilizar las municiones de racimo contra los deseos de sus aliados. Pero la redacción es lo suficientemente vaga como para permitir que los Estados presten asistencia a Estados Unidos en operaciones en las que utiliza las municiones de racimo.  
 
El gobierno de los EE.UU. ha alegado que la prohibición de este tipo de asistencia habría obstaculizado las operaciones humanitarias en todo el mundo. Sin embargo, las mismas disposiciones en los tratados de minas terrestres no han tenido tal efecto en los 11 años transcurridos desde que el tratado entró en vigor.  
 
Human Rights Watch, así como la Coalición contra las Municiones de Racimo (Cluster Munition Coalition) en representación de cientos de organizaciones no gubernamentales de todo el mundo, y una proporción significativa de los 110 países representados en la conferencia, se oponen a dicha laguna. Pero al final, el Presidente de la Conferencia insistió en que las delegaciones votaran sobre el proyecto de texto sin enmiendas. Las votaciones sobre el texto definitivo serán este viernes, 30 de mayo.  
 
El texto del tratado dado a conocer hoy representa una importante victoria en las disposiciones fundamentales como la definición de las municiones de racimo, la asistencia a las víctimas, y la rápida entrada en vigor del tratado.  
 
"El tratado va a estigmatizar a las municiones de racimo en la misma forma que el tratado de minas terrestres lo hizo", dijo Goose. "Esta es un arma destinada a la obsolescencia, pronto."  
 
El texto del tratado probablemente será finalizado esta noche, ya que debe traducirse a tiempo para las ceremonias de clausura el 30 de mayo a las 13:00, hora local. Por favor, visite www.hrw.org para acceder a las últimas actualizaciones.
VERSIÓN SÓLO TEXTO
SUSCRIBIRSE A NUESTRA LISTA DE NOTICIAS
TAMBIÉN DISPONIBLE EN english 
REGRESAR

HRW Logo

Portada | Sobre HRW | Regiones | Campañas | Informes | Enlaces

© Copyright 2007, Human Rights Watch    350 Fifth Avenue, 34th Floor    New York, NY 10118-3299    Estados Unidos