Han surgido nuevas evidencias que implican de manera creíble al ex Presidente Ollanta Humala Tasso (2011-2016) en atrocidades cometidas durante el conflicto armado que se desarrolló en Perú en la década de 1990. Las evidencias también sugieren de forma contundente que Humala intentó encubrir pruebas incriminatorias cuando se postuló a la presidencia en 2006.