La policía utiliza un cañón de agua para dispersar a una multitud que protestaba por la violación y asesinato de dos adolescentes en Lucknow.