Un interno en un centro de detención de drogas dirigido por el gobierno de Vietnam. Las personas son privadas de su libertad durante años en los centros de detención de drogas de Vietnam, obligados a trabajar por poca o ninguna paga, y sufren tortura y violencia física. El Banco Mundial financió diversos servicios relacionados con el VIH en centros de detención para drogodependientes vietnamitas a través de un proyecto que concluyó en 2012.