Un panel anula la prohibición discriminatoria de la cirugía de cambio de sexo
30 de Mayo de 2014

La decisión del HHS de permitir que el programa Medicare cubra la cirugía de reasignación de género representa una victoria significativa para los derechos de las personas transgénero a los servicios básicos de atención de la salud. Esta sentencia elimina una enorme barrera que durante años denegó a las personas transgénero el derecho a tomar decisiones sobre sus propios cuerpos.

Graeme Reid, director de la división de derechos LGBT

(Washington, DC) – La decisión del gobierno de EE.UU. de anular una prohibición discriminatoria de la cobertura de Medicare para la cirugía de reasignación de género es un paso importante hacia la igualdad en la atención médica para las personas transgénero, dijo hoy Human Rights Watch.

La Junta Departamental de Apelaciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS, por sus siglas en inglés) emitió este histórico fallo el 30 de mayo de 2014. Este dictamen representa un avance significativo para el acceso de las personas transgénero a los servicios básicos de atención de la salud y es probable que aliente a otras compañías de seguros públicas y privadas a adoptar políticas similares.

“La decisión del HHS de permitir que el programa Medicare cubra la cirugía de reasignación de género representa una victoria significativa para los derechos de las personas transgénero a los servicios básicos de atención de la salud”, dijo Graeme Reid, director de la división de derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT) de Human Rights Watch. “Esta sentencia elimina una enorme barrera que durante años denegó a las personas transgénero el derecho a tomar decisiones sobre sus propios cuerpos”.

La prohibición fue promulgada en 1981 y establecía que “debido a la falta de estudios a largo plazo y bien controlados sobre la seguridad y la eficacia de los procedimientos quirúrgicos y las terapias afines para la transexualidad, el tratamiento se considera experimental”. Hoy en día, una mayor evidencia científica y cada vez más organizaciones profesionales médicas – incluyendo la Asociación Médica Estadounidense, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y la Asociación Estadounidense de Psicología – apoyan el acceso a la cirugía de reasignación de género como una forma de tratamiento para la disforia de género.

El fallo es el resultado de un recurso administrativo interpuesto por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, Abogados & Defensores de Gays & Lesbianas y el Centro Nacional para los Derechos de Lesbianas. La impugnación solicitaba una revisión científica del cumplimiento de la política de los estándares vigentes para la atención médica y en última instancia la medida condujo a su anulación. El caso fue presentado en nombre de Denee Mallon, una mujer transgénero de 73 años y beneficiaria de Medicare, cuyos médicos recomendaron una cirugía de reasignación de género como tratamiento para la disforia de género.

“El fallo sobre la cobertura de Medicare de la cirugía de reasignación de género tiene implicaciones más amplias”, señaló Reid. “Debería servir como precedente para permitir que las personas transgénero tengan plena autonomía para determinar su identidad sexual en cualquier circunstancia legal y médica”.