Es necesario garantizar la igualdad de acceso a la prevención y tratamiento del VIH
20 de Julio de 2012

Los 1,000 millones de personas con discapacidad del mundo son prácticamente invisibles cuando se trata de la prevención, educación, tratamiento y servicios de ayuda psicológica. Para garantizar programas efectivos, las personas con discapacidad tienen que ser incluidas, desde el diseño de servicios de VIH hasta la fase de evaluación.

Shantha Rau Barriga, investigadora y defensora sénior de los derechos de personas con discapacidad
(Washington, DC) – Los donantes que apoyan los programas de VIH, los encargados de formular políticas y los proveedores de servicios deberían garantizar que los 1,000 millones de personas con discapacidad del mundo tengan el mismo acceso que las demás a los tratamientos y cuidados de prevención del VIH, Human Rights Watch señaló hoy, con antelación a la XIX Conferencia Internacional del Sida. La conferencia iniciará el 22 de julio de 2012 en Washington, DC.

“Los 1,000 millones de personas con discapacidad del mundo son prácticamente invisibles cuando se trata de la prevención, educación, tratamiento y servicios de ayuda psicológica”, señaló Shantha Rau Barriga, investigadora y defensora sénior de los derechos de personas con discapacidad de Human Rights Watch. “Para garantizar programas efectivos, las personas con discapacidad tienen que ser incluidas, desde el diseño de servicios de VIH hasta la fase de evaluación”.

Las personas con discapacidad enfrentan un amplio rango de obstáculos que limitan su acceso a la prevención y tratamiento del VIH. A menudo se ven excluidas de los servicios de educación y salud sexual porque se asume erróneamente que no son sexualmente activas. La información raramente se presenta de una manera que sea fácil de entender o utilizar para personas con discapacidades mentales e intelectuales, o con impedimentos auditivos y visuales.

“La gente mira a las personas con discapacidad y piensa: “no tienen relaciones sexuales’”, dijo John Meletse, un defensor sudafricano de los derechos de las personas con discapacidad, que es sordo, homosexual y tiene VIH. “Pero no importa si uno es homosexual, heterosexual o bisexual… todos podemos infectarnos con el VIH”, dijo Meletse en un nuevo video dado a conocer por Human Rights Watch hoy.
 
Video (en inglés):
 

Los edificios y medios de transporte necesarios para acceder a los servicios de VIH también están frecuentemente fuera del alcance de las personas con discapacidades físicas. Una mujer en el norte de Uganda contó a Human Rights Watch que no había podido averiguar si estaba infectada con el VIH porque habría tenido que gatear una larga distancia y dormir en una carretera para llegar al centro de pruebas de VIH más cercano.

Los donantes, los encargados de formular políticas y los proveedores de servicios deberían garantizar que los servicios del VIH , incluyendo centros de pruebas, servicios de cuidados y sesiones de capacitación y educación, sean completamente accesibles para las personas con varios tipos de discapacidades, dijo Human Rights Watch. Eso incluye garantizar que los servicios sean físicamente accesibles y proporcionar servicios de interpretación del lenguaje de señas, materiales informativos fáciles de entender y recursos en Braille. Los proveedores de servicios deberían capacitar al personal en los temas relacionados a las discapacidades, y los encargados de formular políticas deberían incluir a la comunidad de personas con discapacidad en su trabajo con los temas de VIH.

“Con los nuevos avances en la ciencia hay esperanza para un mundo sin Sida, pero si no se provee acceso a la prevención y tratamiento del VIH accesible para los mil millones de personas con discapacidad en todo el mundo, no seremos capaces de alcanzar esa meta”, señaló Barriga.

Human Rights Watch hará hincapié en las intersecciones entre el VIH y los derechos de las personas con discapacidad en la Conferencia Internacional del Sida. El 23 de julio a las 2:30 p.m., Medi Ssengooba, becario de investigación Finberg de Human Rights Watch, hará una presentación en un taller centrado en la creación de programas y políticas inclusivas para las personas con discapacidades. El 26 de julio a las 2:30 p.m., Rebecca Schleifer, directora de Incidencia participará en un panel sobre  VIH, las discapacidades y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD).